Cédula de habitabilidad, para qué sirve, cómo solicitarla en Fuerteventura

Cédula de habitabilidad, para qué sirve, cómo solicitarla en Fuerteventura

La cédula de habitabilidad: un término que resuena al vender una propiedad. Su importancia radica en certificar la habitabilidad de un hogar, este certificado, válida que una propiedad cumple con los estándares mínimos para ser habitada con condiciones de salubridad, higiene y seguridad, pero conseguir este documento es un proceso lleno de preguntas y trámites.

Desglosamos cada paso necesario para obtener la ansiada cédula de habitabilidad y así asegurar una transacción inmobiliaria satisfactoria.

¿Qué dice el reglamento en Canarias?

Según lo emitido el 26 de diciembre de 2023, según el reglamento de “INTERVENCIÓN Y PROTECCIÓN DE LA LEGALIDAD URBANÍSTICA“, se establece que las condiciones de habitabilidad de las viviendas y el proceso para obtener la cédula de habitabilidad, han sido eliminados o derogados.

En lugar de la cédula de habitabilidad, se establece un nuevo procedimiento. Ahora, cualquier referencia en el Decreto 117/2006 a la cédula de habitabilidad se entenderá como la presentación de una comunicación previa a la primera ocupación o cambio de uso de la vivienda. Esta comunicación debe ir acompañada de una certificación específica, como se detalla en el artículo 33.1.b).2 del nuevo reglamento que se aprueba mediante este Decreto.

¿Qué es la Cédula de Habitabilidad?

La cédula de habitabilidad es un aval oficial que certifica que una vivienda cumple con los requisitos mínimos para ser habitada. Independientemente de su nombre, ya sea certificado o cédula, es lo mismo, su objetivo es garantizar que el espacio ofrece condiciones básicas de habitabilidad. Suele tener una validez de 15 años y se ajusta a regulaciones autonómicas que establecen los estándares mínimos para una vivienda.

Diferencia entre Cédula de habitabilidad y certificado de primera ocupación

La Licencia de Primera Ocupación y la Cédula de Habitabilidad son dos documentos que no deben confundirse. Están relacionados con la posibilidad de habitar una propiedad, y a menudo generan confusión debido a que ambas están vinculadas a la capacidad de residir en un inmueble. Estos documentos son solicitados simultáneamente durante la fase de ejecución de una obra, pero poseen finalidades distintas, aunque complementarias y, en cierta medida, superpuestas.

La Licencia de Primera Ocupación desempeña el papel de certificar que la obra ha sido ejecutada conforme al proyecto inicial y cumple con todas las normativas urbanísticas aplicables. Es un aval que asegura que la construcción ha sido llevada a cabo de acuerdo con las regulaciones establecidas, garantizando así la legalidad y conformidad del inmueble.

Por otro lado, la Cédula de Habitabilidad se enfoca en analizar si la vivienda cumple con las condiciones necesarias para ser habitada y destinada a uso residencial. Este documento se centra en aspectos específicos relacionados con la habitabilidad, evaluando la idoneidad de la vivienda para albergar a sus futuros residentes.

Tipos de Cédulas según la Antigüedad de la Vivienda

  • Primera ocupación: emitida para viviendas de nueva construcción.
  • Segunda ocupación: correspondiente a propiedades ya existentes, propiedades de segunda mano.
  • Primera ocupación de rehabilitación: aplicable a viviendas sometidas a una rehabilitación integral.

¿Cómo obtenerla?

La obtención de una cédula de habitabilidad conlleva un proceso riguroso y específico que exige la intervención de un arquitecto calificado. Este profesional, ya sea un arquitecto superior o técnico colegiado, realiza una exhaustiva evaluación del inmueble, verificando su cumplimiento con los requisitos establecidos por el Ayuntamiento, ya que en Canarias, la competencia de este certificado es de cada Ayuntamiento.

El primer paso es la emisión de un certificado de habitabilidad, un informe detallado sobre las condiciones de la vivienda, el cual es fundamental y debe estar visado por el respectivo colegio profesional para que el ayuntamiento pueda otorgarla. Todo este procedimiento, desde la solicitud al técnico hasta la obtención final por parte del ayuntamiento, puede extenderse hasta tres meses.

guia de venta de vivienda en fuerteventura

Requisitos para poder adquirir la cédula de habitabilidad

Los requisitos para poder obtenerla, son los siguientes.

  • Superficie mínima de 36 metros cuadrados.
  • Espacios mínimos: sala de estar, comedor, cámara higiénica y cocina.
  • Cumplimiento de normativas de eficiencia energética.
  • Acceso exclusivo a la vivienda, sin obligar a pasar por locales no pertenecientes.
  • Accesibilidad practicable, especialmente entre pisos, cocina, cámara higiénica y áreas comunes.
  • Puertas internas con anchura mínima de 0,70 metros y altura mínima de 2 metros.
  • Escaleras internas con anchura de 0,90 metros y barandas de 0,90 metros de altura.
  • Altura mínima de 2,50 metros entre pavimento y techo.
  • Fachada abierta al espacio exterior para iluminación y ventilación.
  • Área de uso común superior a 20 metros cuadrados.
  • Habitación mínima de 6 metros cuadrados.
  • Ventilación e iluminación natural directa en espacios comunes y habitaciones.
  • Equipamiento mínimo: servicios sanitarios, agua fría/caliente, evacuación de aguas, electricidad, cocina, acceso electrónico al edificio y servicios de telecomunicaciones.
  • Protección para desniveles superiores a 0,55 metros mediante elementos resistentes.

Documentación requerida

Las administraciones públicas son muy estrictas en cuanto a la documentación que necesitan para expedir los certificados. Es por ello que si se te olvida alguno de los siguientes documentos, se negarán a proporcionarte el certificado.

  • Impreso de solicitud.
  • Justificante de abono de tasa correspondiente.
  • Fotocopia del NIF del propietario o representante autorizado.
  • Copia de la escritura de la propiedad o en su caso contrato de arrendamiento.

¿Cuánto cuesta?

El coste asociado a la obtención de una cédula de habitabilidad varía dependiendo de diversos factores, como la ubicación geográfica de la propiedad, su antigüedad y los honorarios profesionales del arquitecto o técnico encargado de llevar a cabo la inspección necesaria. Pero, podemos darte un precio aproximado:
  • El precio de una cédula de habitabilidad oscila entre 65 y 112 euros para un piso.
  • Entre 75 y 160 euros para una vivienda unifamiliar.
  • Puede llegar a situarse entre 150 y 300 euros en el caso de locales comerciales.
Estamos encantados de haber proporcionado orientación sobre la cédula de habitabilidad de una vivienda, abordando su definición, dónde llevar a cabo su solicitud y resolviendo todas las interrogantes que puedan surgir en relación con este procedimiento.
Nos emociona saber que pronto nos acompañarás nuevamente en nuestro blog.
Recuerda que, si estás considerando vender tu propiedad, estamos aquí para brindarte apoyo.
guia de venta de vivienda en fuerteventura

Esta información está disponible en / Post available in: English (Inglés)

× Whatsapp