El mercado residencial prepara la ‘mudanza’ hacia el alquiler turístico

El mercado residencial prepara la ‘mudanza’ hacia el alquiler turístico

Las restricciones de movilidad impuestas para contener el avance del virus provocaron el desplome del turismo en España, impactando de lleno en la oferta de pisos turísticos. Entre agosto y febrero, el número de viviendas turísticas anunciadas en plataformas digitales cayó un 8,3%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) -el porcentaje de vivienda turística sobre el total del parque en España es del 1,2%-. Desde que comenzó la pandemia muchos propietarios optaron por destinar las viviendas turísticas al mercado del alquiler residencial. De hecho, a nivel nacional se podría cifrar entre un 15% y un 20% la oferta que se ha ido a alquiler residencial con la pandemia.

Parece que, poco a poco, la pandemia va quedando atrás y las restricciones van decayendo. La vuelta a la movilidad geográfica y, por consiguiente, de los turistas, es clave para que se reactive el mercado de los pisos turísticos. Así, distintas voces del sector esperan que se produzca un trasvase del mercado de alquiler residencial hacia el turístico -en meses anteriores ha ocurrido a la inversa-, pero este puede llegar a distintas velocidades.

«En estos momentos, cuando ya se vislumbra el final de la actual crisis sanitaria y se inicia la reactivación del mercado turístico, lo que se va a producir a corto plazo (y siempre que se mantengan las expectativas mencionadas) es un nuevo reajuste, que supondrá un incremento en la oferta del alquiler turístico, si bien dentro de unos parámetros moderados que deben de ir evolucionando según lo haga la situación general de la pandemia», señala Lola Alcover, secretaria del Consejo General de COAPI de España.

En la pandemia, muchos propietarios han optado por trasladar sus viviendas de alquiler vacacional al residencial y lo hicieron mediante dos posibles soluciones. Unos decidieron pasar los pisos turísticos al alquiler convencional, donde el plazo mínimo de obligado cumplimiento para el propietario es de 5 años si es persona física y de 7 si es persona jurídica. Otros, por su parte, han puesto sus pisos turísticos en alquiler temporal, con plazos de más de un mes y menos de un año.

En este último caso, Iñaki Unsain, principal personal shopper inmobiliario de Barcelona, señala que «volverán a poner los pisos en alquiler turístico en cuanto la movilidad se reanude y venzan los contratos temporales», también añade que: «un 60% de los pisos que se traspasaron al alquiler temporal o convencional volverá al alquiler turístico en los próximos 6 meses y el 40% volverán conforme vayan liberándose las viviendas».

Así, el presidente de Fevitur cree que «sí vamos a ver un trasvase de nuevo de viviendas hacia el alquiler vacacional. Desde el momento en el que la gran mayoría de los contratos de alquiler residencial que se están suscribiendo o que se han suscrito son por meses, creo que sí va a haber una recuperación cuando las cosas vuelvan a su sitio».

Acreditar la temporalidad

Desde la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), informan que, al suscribir arrendamientos de temporada (ocupación temporal de una vivienda en períodos concretos), el plazo de duración pactado no está sujeto a ninguna prórroga obligatoria para los arrendadores, por lo que, al vencimiento del plazo pactado, el arrendamiento finalizaría y ya los arrendadores podrían recuperar sus viviendas para dedicarlas otra vez a la actividad turística.

Por ello, viendo que la tendencia del alquiler ya está empezando a retomar su postura anterior a la crisis del Covid-19, desde Destiny Home, asesoramos a nuestros inversores y damos consejo para aprovechar de la mejor manera esta gran oportunidad, que los expertos llevan avisando durante un largo periodo de tiempo y que cada vez está más cerca. No dudes en contactar con nosotros y dejarte asesorar por nuestro experimentado grupo de agentes inmobiliarios.

× Whatsapp