A veces, la vida nos lleva a situaciones en las que necesitamos comprar una nueva casa antes de vender la antigua.