El mercado inmobiliario en la isla de Fuerteventura, en estos primeros meses del año, refleja una realidad marcada por precios al alza y una demanda creciente, especialmente en el norte de la isla.